domingo, 30 de marzo de 2014

Krynea Battlefield

El juego de cartas.



Hola jugones:

Hoy me gustaría hablaros de Krynea. Juego Online, Libro y ahora wargame de cartas. El universo de Krynea da un paso más para sus seguidores, y así poder llegar a los numerosos jugadores de juegos de mesa modernos.
  
A través de una campaña de mecenazgo en la plataforma www.verkami.com la productora y editorial Smiling Gobin, creadores de Kryena Imperial Wars, lanzaron al mudo este proyecto para conseguir dar más vida al mundo fantástico de Krynea. Campaña que fue todo todo un éxito superando en 1.589 € la cantidad inicial de 8.000 € que la editorial se había puesto como meta para producir el juego. Pero qué es Krynea.

Krynea es un mundo de fantasía y magia,  un mundo roto sumergido en el caos del que solo se conoce un trozo, el llamado Mundo conocido. El resto de mundos son los llamados Mundos Lejanos. En este mundo dividido se encuentran pequeñas ciudades estado que luchan por sus propios intereses. Los ejércitos junto con sus héroes luchan en batallas cada vez más violentas. Guerras que marcarán el futuro de la humanidad dividida.

Este wargame de Míchel y Ramón González, de edición española, está pensado para partidas de 2 jugadores, a partir de 14 años y se estima que sus partidas son de unos 60 minutos. Y dispone de tres modos de juego: básico, facciones, y libre. Pudiendo adaptarse a los diferentes niveles de juego de los participantes. Y está dividido en 4 Facciones: Campeones de la Luz, Señores de la Magia, Caballeros Oscuros, y Mercenarios.

En la caja podemos encontrar todo lo necesario para jugar, ya que aunque es un juego de creación de mazos no es un LCG. 2 mazos de 95 cartas carda uno, 9 cartas de monolito y una carta de testigo de iniciativa (a dos caras), junto con un manual a todo color. No se necesita nada más.

El objetivo del juego es causar el mayor número de bajas posibles al enemigo durante las 4 rondas de 10 fases cada una que dura la partida. 

1.- Asignación de la iniciativa.
2.- Monolitos.
3.- Toma de cartas.
4.- Bajada de tropas.
5.- Movimiento.
6.- Acciones.
7.- Ataques a distancia.
8.- Ataques mágicos.
9.- Ataques cuerpo a cuerpo.
10.- Descartes.

Lo primero que tendremos que hacer es crear 2 mazos que tendrá que constar de 30 cartas de acción, 25 cartas de tropas, y 2 de habilidades. A elegir de las 95 carta de cada baraja. Y no olvidemos el mazo de cartas de monolito, común a los dos jugadores. 

Al empezar a jugar hay que poner a la vista nuestras dos habilidades. Y ambos jugadores también deben barajar sus mazos de acciones y de tropas (por separado). En este momento ya podemos sortear la iniciativa. 

Una de las cosas que más me gusta de este juego es la disposición de la mesa, ya que crea un verdadero campo de batalla. Este está formado por 4 batallones, representados por 4 columnas de cartas que podrán tener un máximo de 10 unidades. Las 2 primeras lineas del frente son la Vanguardia y las restantes con la retaguardia. Esta disposición  se irá creando según se jueguen las cartas.

Pero sigamos con la partida, una vez enseñadas nuestras habilidades y barajados nuestros mazos, destapamos una carta de monolito, que habremos puesto en un lateral en el centro de la mesa para que quede a la vista de los dos jugadores. Los efectos de esta carta se mantendrán a lo largo de la ronda y se aplicarán por igual a los dos adversarios.

Durante la primera ronda ambos jugadores tienen 30 puntos de recursos para comprar tropas y acciones. Cada carta de tropas tiene su coste reflejado en la misma, y las acciones siempre cuestan 1 punto de recursos. El jugador es libre de gastar sus recursos de la manera que crea conveniente aunque es aconsejable gastar unos 25 puntos en tropas y unos 5 putos de recursos en acciones.

Ahora es el momento de empezar a bajar las tropas, 4ª fase. Ambos jugadores se van turnando, comenzando por el jugador que ganó la iniciativa, para ir bajando tropa a tropa a sus batallones, comenzando por la 1ª linea de vanguardia, una vez completa se seguirá por la 2ª linea de vanguardia, y después por la retaguardia, esta última no tiene que llenarse del todo. Seguidamente comienza la fase de movimiento. Cada unidad puede mover su posición una vez por ronda. La unidades de vanguardia pueden intercambiar su posición si están adyacentes, pero no pueden cambiar de batallón, sin embargo, una unidad de retaguardia puede pasar a la última posición de un batallón adyacente. Con estos movimientos, que se realizaran también de forma alterna, podemos hacer frente a las amenazas de nuestro contrincante de una forma más optima, especialmente en las 2, 3 y 4 rondas.

Antes de comenzar la 6ª fase (acciones) el jugador que tiene la iniciativa debe elegir si quiere ser el primero en esta fase, con lo que perdería la iniciativa en las fases de ataques, o por el contrario le cede el testigo a su oponente durante la fase de acciones y conserva la iniciativa durante los ataques. Ambos jugadores ahora deberán turnarse para poner en juego sus acciones. Las cartas de acciones tienen símbolos que indican en que momento pueden ser jugadas, con lo que se pueden jugar cartas de acciones en otras fases.

Acabada la fase de acciones comienzan los ataques. Los primeros en sucederse son los ataques a distancia, que se realizaran desde la vanguardia hasta la primera linea del frente enemigo. Después continúan los ataques mágicos desde cualquier posición de la batalla a la 1ª linea enemiga. Y por último se finaliza con los ataque cuerpo a cuerpo. Estos últimos se resuelven todos a la vez.

La ultima fase de la ronda es la de descartes, cada jugador puede quedarse con un máximo de 3 cartas que no haya usado en la ronda para la siguiente, teniendo que descartar el exceso.

En las siguientes 3 rondas que restan habrá que repetir todos estos pasos, con la salvedad de que los recursos de cada jugador será de 12 + el número de sus unidades muertas en la ronda anterior.  Para facilitar esto, las bajas de la siguiente ronda se pondrán giradas 90º sobre el mazo de bajas, para que su recuento sea más fácil en las siguientes rondas.

Al finalizar las 4 rondas ganará el jugador que más bajas enemigas haya provocado, para ello se suma el valor en recursos de cada baja.

Aunque este es un juego de 2 jugadores, en el manual también se incluyen los modos de juego para 3 y 4 jugadores, en los que se necesitaran otro ejemplar del juego.


Krynea Battlefield me a sorprendido por su facilidad y el número de posibilidades que tiene a pesar de ser una baraja cerrada. Como podréis imaginar no he podido plasmar todas las reglas y opciones en esta entrada porque sería larguísima. Lo único que no me ha gustado es que aunque esta cargado de iconos para ayudar a jugar no son intuitivos y no te sirven para nada hasta que te los aprendes. Eso sí, una vez aprendidos las cartas tiene toda la información necesaria para no volver a mirar el manual.

Espero que os haya podido explicar en que consiste este juego, pero si tenéis dudas podéis dejarlas en los comentarios de la entrada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada